Caged rats (Ratas enjauladas) propone un experimento contemplativo, como una negativa del culto a la eficiencia y una crítica de la hyperactividad de nuestra sociedad. « Le sujeto [eficiente] se gasta como en una rueda de hámster que gira siempre más rápidamente. (…) No es sometido a nadie sino a si mismo. Explota a si mismo. El sistema capitalista pasa de la explotación por terceros a la autoexplotación. » Byung-Chul Han, La sociedad del cansancio